La potencia imperialista de los Estados Unidos de Norteamérica, la mayor potencia militar que la historia de la humanidad haya conocido, capaz de destruir mil veces nuestro planeta, declara a Venezuela un peligro para su seguridad.

La digna Venezuela Bolivariana es un peligro para el imperialismo, eso es innegable, es un peligro su ejemplo de soberanía, es un peligro su proceso de construcción del socialismo, es un peligro dar salud, educación, vivienda a las grandes mayorías, es un peligro ser dueño de los recursos propios, especialmente de las codiciadas mayores reservas de petróleo del mundo. Para los Estados Unidos una Venezuela en Paz, una Venezuela Soberana, es un peligro. Para el capital monopolista, para el imperialismo, Venezuela, la ALBA, el Socialismo son un peligro.
El imperialismo yankee, junto a sus aliados de la OTAN, de la Unión Europea, de la entidad sionista y de las monarquías árabes está sembrando el mundo de cadáveres. Afganistán, Pakistán, Libia, Yugoslavia, Ucrania, Irak, Siria, Palestina, Mali, Sudán…
Primero Al-Qaeda, luego el Ejército Libre Sirio y ahora el DAESH son instrumentos del imperialismo yankee para controlar los recursos en todo lo que los estrategas yankees denominan el gran oriente medio.
En lo que los imperialistas consideraban su patio trasero, a la rebeldía de la Cuba del Che y de Fidel, se sumaron nuevas rebeldías, y entre ellas brilla la Venezuela Bolivariana que tozudamente insiste en construir el Socialismo como único medio para garantizar la felicidad del pueblo. Y si en Siria usan tropas mercenarias como el ELS o el DAESH, en Venezuela intentan sembrar de paramilitares colombianos para intentar sumir en el caos el país, utilizan a las oligarquías locales para la guerra económica de la inflación y el desabastecimiento como en el Chile de Allende.
El imperialismo yankee ha intentado siempre aplastar cualquier grito libertario en América, golpes de estado, dictaduras, genocidios e invasiones. Esa es la democracia gringa, esa es la paz del capitalismo. Las bases militares yankees se multiplican por todo el continente, Perú, Paraguay, Colombia, Honduras, Puerto Rico… Hablan de paz y democracia pero solo ofrecen muerte, dictaduras y miseria para el pueblo.
Venezuela promueve la unidad de los pueblos de América Latina y el Caribe, y trabaja incansablemente para conseguir que América sea un territorio de Paz. Venezuela ha sido promotora y garante de las conversaciones de Paz que hoy se dan entre la insurgencia de las FARC-EP y el régimen Colombiano, mientras los imperialistas daban a Colombia bases militares, misiles y químicos para matar y envenenar al Pueblo; Venezuela y Cuba intentan construir una Paz justa.
El Pueblo bolivariano sabrá defender su patria, y los pueblos del mundo sabremos estar a la altura. La Fuerza Armada Bolivariana hoy es pueblo, y el pueblo en armas está dispuesto a defender su soberanía y sus conquistas. Hoy la nación tiene en el liderazgo de su Presidente, Nicolás Maduro y en el ejemplo eterno de nuestro Hugo Chávez las garantías de su Libertad.
Imperialista no te olvides de Corea, acuérdate de Viet-Nam y de Playa Girón…
¡Venezuela se respeta!
 
¡Váyanse al carajo yankees de mierda, que en Venezuela hay un Pueblo digno!
Comitè Antiimperialista