A los pueblos del Mundo:

El Comitè Antiimperialista denuncia la agresión imperial-sionista a la República Árabe yemení utilizando sus agentes en la zona; desde Arabia Saudí a Israel, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrein, Kuwait, Jordania, Marruecos, la Autoridad Nacional Palestina de Mahmud Abbas, Egipto, Sudán, más el apoyo incondicional de Francia, Inglaterra y Turquía. Su excusa es proteger la legalidad impuesta bajo un contexto de dimisión presidencial y huída del país.

De nuevo la historia se repite. El imperialismo agrede e invade utilizando falsos motivos: la gran mentira de que la República Árabe yemení supone una amenaza tanto para los países vecinos como para el tráfico marítimo en el Golfo de Adén y el estrecho de Bab al Mandeb, y, por consiguiente, para la paz mundial.

Vemos así que, cuando el pueblo yemení se hace dueño de su país y de su destino, se levanta el imperialismo. Lo hace formando coaliciones de países con Regímenes obedientes y serviles. Por ese procedimiento comete agresiones destructivas de todo tipo contra los países que no se someten a sus dictados.

El pasado reciente del Yemen fue la negación viva del estereotipo retardatario que el imperialismo narra/produce respecto de lo “árabe-musulmán”. En aquel entonces, el imperialismo francés y sus agentes en el país, disfrazados de “cooperantes” y “supervisores” occidentales, sumaron sus maniobras a los viejos reaccionarios locales a fin de fragmentar el Estado y el Poder, sepultando la experiencia socialista, que, sin embargo, vive en la memoria nacional yemení y en la consciencia de sus pobladores. Una vez más, a la sucia conspiración imperialista contra la Soberanía e independencia de los árabes se la llamaba, cínicamente, “guerra civil”.

Estamos seguros de que los bombardeos aéreos practicados sobre el pueblo yemení no tendrán éxito en doblegarlo y rendirlo. La historia ha demostrado que el Yemen ha sido el cementerio del imperio otomano. Ni lo pudieron ocupar los portugueses ni los ingleses. Ni lo harán los saudíes ni sus aliados, comprados con petrodólares. El pueblo yemení vencerá con tenacidad y resistencia. Por ello se les reconoce a los yemeníes a lo largo de la historia. Nosotros saludamos a la resistencia yemení y árabe en general por su enfrentamiento a los planes imperial-sionistas contra el Mundo Árabe.

Condenamos dicha agresión a la RAY y hacemos un llamamiento internacionalista a los pueblos del mundo para que apoyen en su lucha al pueblo yemení.

Exigimos el cese inmediato de la agresión y del bombardeo de la población yemení.

Deseamos la toma de posicionamiento rusa, china e iraní en pro de acabar con la actuación hegemonista en la región y detener su agresión al pueblo del Yemen.

Nos solidarizamos con la resistencia ofrecida por Ansar Allah (huthíes), por los Comités Populares Revolucionarios y por el Ejército de la RAY, deseándoles la victoria contra los opresores del Yemen en particular y del Mundo Árabe en general.

Comitè Antiimperialista
En Barcelona, 28 de marzo de 2015