Imatge

“No ha habido primaveras árabes”. “Hay que darle duro a esa franja de sinverguenzas izquierdistas de pacotilla europeos …y hasta algunos de los EE.UU.”

Rashid Sherif
shaahidun
8 de febrero, 2014

Ojos para la Paz

Estoy en total acuerdo con tu mensaje. Más aún te sugiero difundirlo (si no está hecho) en todas las redes sociales posibles. Hay que denunciar a ese personaje vacio que pretende vivir y conocer tan mal a Túnez y otros paises de la region africana y del medio oriente. Para los patriotas de estos países está más que claro que no ha habido ninguna revolución, ni de primavera ni de otra estacion ni del jasmín como lo siguen diciendo los corifeos de una prensa occidental pagada por potencias y financieros.

Como bien sabes, Puri, en Túnez se ha luchado por cinco décadas en contra de la dictadura de Bourguiba seguida de la de Ben Ali. El último y decisivo proceso insurreccional popular arrancó desde la cuenca del fosfato en Gafsa en 2008, al suroeste del país. La represión fue terrible pero los trabajadores del fosfato y sus familias así como la base sindical de la enseñanza siguieron la lucha con más tesón aún, pasando la llama hacia el sureste, región fronteriza con Libia. El proceso culminó en todas la regiones del oeste, luego hacia la costa y finalmente en la capital, entre el 17 de diciembre del 2010 y el 14 de enero del 2011 con la huida del dictador Ben Ali.

La debilidad organizativa y la falta de guía política creó un especie de vacio a partir del 15 de enero, lo cual fue aprovechado por las fuerzas imperiales USA-Europa para traer e imponer a los bandidos que utilizan el Islam como arma de penetración política y social: de allí el muy desprestigiado “Islam político”, apoyado tanto por las fuerzas imperiales occidentales como por una muy triste franja de una izquierda blanda y ciega europea. Como ya se sabe, eso fue el pretexto para la implantación de un neocolonialismo USA-Europeo “renovado” dejando a los viejos dictadores desprestigiados y trayendo desde afuera (Europa) a esos fascistas falsos devotos.

Esa estrategia imperial ha fracasado ya tanto en Egipto como en Túnez. La pelea sigue en Libia, Estado totalmente desmantelado (objetivo estratégico de la OTAN), territorio destruido, ocupado por fuerzas de la OTAN, consorcios europeos (control total del petróleo, gas y el agua subterránea) y bandas armadas fascistas al servicio de más amos que la cuenta, y otros de corte tribal por su cuenta, matando la gente a mansalva a diario. La cantidad de armas de guerra dispersas es monumental y están siendo importadas de contrabando en Túnez a manos de los terroristas salafistas. Mientras que grandes cantidades de comida incluyendo el agua, y materiales de construcción están siendo exportados en contrabando desde Túnez hacia Libia, provocando serios problemas de un gravísimo desabastecimiento en Túnez y una alza enorme y artificial de los precios.

Y sigue también la pelea en Yemen, Bahrein y por supuesto en Siria con un pueblo de pie luchando por su independencia y su soberanía contra los invasores OTAN-Israel-Sauditas-Qatar a través de sus bandas mercenarias baratas cuyo sueldo diario no pasa de unos dólares. Hay entre ellos “islamistas” salafistas tunecinos y hasta mujeres esclavas sexuales, salidos del país con complicidad de Enahdha. Hay que seguir denunciando estos hechos y tambien, insisto, hay que darle duro a esa franja de sinverguenzas izquierdistas de pacotilla europeos …y hasta algunos de los EE.UU.

En todo caso, los pueblos en la región estan luchando y la pelea anticolonial y antiimperialista será larga y muy costosa. Debo decir que estamos tambien luchando por esa misma Europa, aunque no lo reconozcan los pueblos de por alla por falta de conciencia sabiendo algunos, otros sin saber que la suerte que están corriendo con su crisis económica-financiera sistémica actual, tratan sus gobiernos y polos financieros de hacernos pagar a nosotros, pueblos del Gran Sur Tricontinental.

Hoy se cierra la semana del recordatorio por el vil asesinato político de nuestro querido Choukri Belaïd con una marcha gigantesca en la capital desde el cementerio hasta el centro de la ciudad; también en otras ciudades del interior. Seguimos en la resistencia y venceremos! El futuro es nuestro y la Historia la escriben los pueblos, fueron las ultimas y sabias palabras del Compañero salvador Allende!

Abrazos, fuerte!

Rashid

P.S.: Si asi lo deseas, puedes difundir este mensaje

Blog: http://www.shaahidun.wordpress.com

Purificación González de la Blanca
8 de febrero, 2014

Este domingo tenemos en Barcelona a Santiago Alba Rico, ese personaje que funciona en la linea de Bernard-Henri Lèvy, al que también se le etiqueta de “filósofo” y que cuenta -ambos- con una gran cobertura mediática. Viene a un acto de reafirmación atlantista, de la manos de determinados movimientos troskistas (esos que mantienen que cuanto peor mejor), ANTICAPITALISTAS-Revolta Global, ong SODEPAZ, … Bajo el titulo espeluznante de :”Tres años de Revolución, Tunísia, Síria, Líbia, Egipto”.

Son los allanadores del camino del imperio, que justifican la destrucción y el saqueo de Libia, el que fuera el país más próspero de África, en nombre de su democracia, por solo poner un ejemplo de país agredido despiadamente por las potencias neocoloniales.

Sobre el tema, me permito unas reflexiones.

Verdaderamente el título es espeluznante. Han destruido el estado libio, en donde las bandas armadas campan a sus anchas. No hay seguridad, no hay orden, no hay justicia. Una de esas bandas de la OTAN acaba de asesinar brutamente hace unos días al entrañable amigo de nuestra compañera Leonor, Osama Abu-Bker. (informamos de ello en la web http://www.ojosparalapaz.com) Este asesinato ni siquiera podrá denunciarse, porque Libia ya no existe como estado.
Libia ha sido saqueada, bombardeados sus hospitales, sus redes de abastecimiento de agua, sus pueblos, sus ciudades, sus rebaños de ovejas…El dinero libio ha sido robado de los bancos y el petróleo repartido entre EE.UU., R.U., Francia e Italia, principalmente, aunque una cuota de petróleo se la lleva el sionista y artífice de esa guerra, el “filósofo” (eso dicen los sionistas) Bernard-Henri Lévy. Los miembros del gobierno títere de doble nacionalidad, libia y norteamericana, ni siquiera viven en Libia, por miedo a un pueblo que no los acepta.

¿Es ésta la revolución que nos vende Santiago Alba Rico y sus amigos? La misma que pretenden para Siria, invadida por 500.000 mercenarios de la OTAN, dedicados a los crímenes y sabotajes más execrables contra el pueblo sirio, que sigue resistiendo desde hace tres años. La misma “revolución” que pretenden para Egipto y Túnez, de la que nos hablan nuestros compañeros de Ojos para la Paz en esos países.

Quieren que seamos ciegos: El dólar hundido busca oxígeno tratando de hacerse con los países petroleros, con las reservas bancarias no contaminadas por el dólar y con los lugares estratégicos. Ya lo planteó Kissinger en 1974, en su famoso informe, convertido en ley en el Parlamento estadounidense: EE.UU tiene que hacerse con los países productores de petróleo o gas, y con los lugares definidos en su geoestrategia. Y para ello dispone de su ejercito (que hoy se confunde con la OTAN)

El petróleo y el agua de Libia, y el lugar en donde instalar el AFRICOM, para saltar a otros países de África en donde ya están en 14 guerras; Las grandes reservas de petróleo y gas de Siria, sus territorios (entre otras cosas para ampliar el estado de Israel), Siria como puerta de entrada a tres continentes y como trampolín para saltar a Iran; Egipto y el objetivo de hacerse con el Canal de Suez, y también controlar los países vecinos de Israel; y Túnez, en donde han instalado a los Hermanos Musulmanes que están asesinando a las personas más cualificadas -como Choukri- que claman contra estas “primaveras” planificadas desde fuera.
¿No han visto el video con las declaraciones del ex-general de los USA Wesley Clark?

¿Cuando abrirán los ojos algunos? ¿O es que reciben determinados beneficios por negar y falsear los hechos y allanar el camino del Imperio?
Más bien tenemos que inclinarnos por la segunda de las explicaciones. Porque a estas alturas no se puede estar tan ciego. O estás por la no injerencia y la Paz o estás por la OTAN y la guerra. No hay más.

Purificación González de la Blanca

Ojos para la Paz