Hace poco mas de un mes que se han cumplido 20 años de la mayor operación de limpieza étnica ejecutada durante las guerras de los Balcanes y no estamos hablando de Srebenica…sino de la llamada “Operación Tormenta”, llevada a cabo por el Ejército de Croacia contra la República Serbia de Krajina. El 4 de Agosto de 1995, se desencadenó la ofensiva militar croata, ayudada por la inteligencia americana. En apenas una horas, entre 150.000 y 200.000 serbios de Croacia huyeron de una zona que seria el escenario de uno de los episodios más silenciados, de las guerras de la antigua Yugoslavia, por parte de los medios de comunicación occidentales y por la historiografía oficial occidental.

Como explica el profesor Francisco Veiga en su libro “La fábrica de Fronteras”, los serbios “abandonaron sus hogares con tanta rapidez que los soldados croatas encontraban a veces la televisión encendida o los platos sobre la mesa (…)Los refugiados escapaban con lo puesto, conduciendo sus tractores o desvencijados turismos. En dos días, la Krajina quedó vacía de serbios: el episodio de limpieza étnica más veloz y completo de la historia europea: las decenas de miles de los serbios que escapaban por las carreteras con lo puesto, se sumaban a los 300.000 que habían abandonado Croacia desde 1992. En su camino, además, las tropas croatas incendiaron casas y mataron a un número indeterminado de civiles (oficialmente se mencionan tan sólo 324), además de bombardear las columnas de refugiados.” (1)

20 años después, volvemos a ver refugiados por las carreteras de Croacia, pero esta vez en sentido inverso, esta vez no son serbios sino sirios, los cuales huyen de una guerra en la que, como en 1995, la larga mano del imperialismo americano vuelve a estar por medio. Hace 20 años, la diplomacia americana -para contrarestar las pruebas de los crímenes que se estaban cometiendo contra la población serbia, y que el Consejo de Seguridad de la ONU había condenado ya el 10 de Agosto de 1995- rápidamente inició una estudiada campaña de propaganda, mostrando Madeleine Albright fotografías de supuestas fosas comunes en Srebenica, fotografías tomadas por aviones espía americanos…

Michel Collon, en su libro de 1999, “El juego de la mentira. Las grandes potencias, Yugoslavia, la OTAN y las próximas guerras” apuntó 4 objetivos estratégicos de EEUU respecto a los Balcanes, 1) Controlar las rutas del petróleo y del gas, 2) Dominar Europa del Este, 3) Debilitar y controlar a Rusia y 4) Asegurarse bases militares(2)…las similitudes con lo que están haciendo en Siria en la actualidad son más que evidentes y la utilización de la “coartada humanitaria” como desencadenante de una intervención militar a gran escala por parte de EEUU y la OTAN, también, en las próximas semanas es más que probable que asistamos a un desenlace similar al de la Yugoslavia en 1995, la diferencia -y desgracia- para EEUU es que la Rusia de 2015 no es la de 1995.

Alex Aparicio (Comitè Antiimperialista)

—————————–

  1. Francisco Veiga, “La fábrica de Fronteras”, Guerras de secesión yugoslavas 1991-2001, Alianza Editorial, Madrid 2011, páginas 247-248

  2. Michel Collon, “El juego de la mentira. Las grandes potencias, Yugoslavia, la OTAN y las próximas guerras”, Ed.Otras voces, Hondarribia, 1999, páginas 303-305