Para todos aquellos que quieran volver a ver el vídeo que pasamos al principio de nuestra última actividad, aquí lo tenéis:

Alfredo Embid
5 de febrero, 2014
Boletín Armas contra las Guerras

Desde el principio los “rebeldes sirios” en su mayoría no lo eran.

El vídeo muestra como en Arabia Saudita se subastan terroristas suicidas por 300.000 euros, y se indultan condenados para que vayan a luchar a Siria. Además compra a ciudadanos sirios dentro del país y los arma.

Del mismo modo Qatar recluta secretamente en varios países como Afganistán, Pakistán, Yemen y Chechenia, por medio de organizaciones fachada como centros de trabajo para extranjeros, los entrena, les lava el cerebro y los envía a Siria en aviones militares vía Turquía. En Egipto, Tunez y Turquía, también son reclutados terroristas a través de los hermanos musulmanes. Brigadas enteras de mercenarios, que ya habían sido utilizadas en Libia, se han integrado en el Ejército libre sirio. Se presentan con fotos, nombres y curriculums.

Hoy los mercenarios terroristas vienen de mas de 83 países de los 5 continentes. Reciben un maná de armas, incluyendo sofisticados misiles tierra aire de fabricación occidental fundamentalmente a través de Turquía, con la complicidad de la OTAN.

Son entrenados con la participación de asesores occidentales, que en algunos casos han sido incluso capturados en Siria, como los oficiales franceses en Baba Arm.

Desde el comienzo las deserciones del ejercito sirio fueron muy pocas apesar de los sobornos. Al mismo tiempo que las amplificaban mentirosamente los medios ocultaron que pronto hubo deserciones en el sentido contrario como puedes ver.

El vídeo prueba que el Ejército libre sirio no es ni un ejército, ni es libre, ni es sirio. Sin los mercenarios extranjeros no existe. Su actual descomposición y el caos entre sus distintos grupos lo confirman.

Demuestra que la diferencia entre la oposición moderada y los grupos mercenarios terroristas no existe, ni ha existido nunca.

Todos son alimentados con dinero, armas y reciben asesoramiento militar con la colaboración de Estados Unidos, Israel y la OTAN. Son utilizados para desestabilizar Siria igual que antes se hizo en Afganistán, Chechenia, Yugoslavia y Libia.

Estos mercenarios, que son los mas baratos del mercado, han sido engañados. No solo están condenados a servir de carne de cañón de las mismas potencias a las que creen combatir, unos 10.000 ya han muerto, si no que a muchos les serán robados su órganos como ya ha sucedido en Turquía .

Pero también otros se han dado cuenta de que detrás de la Jihad están servicios de inteligencia extranjeros. Inversamente lo mismo ha sucedido en el ejército Estadounidense donde muchos militares se niegan a ir a luchar al lado de Al Qaeda. Las mentiras son cada vez mas evidentes para todos, especialmente para el pueblo sirio que sigue sufriendo sus consecuencias.